«De pequeña, él era mi héroe indiscutible y habría hecho cualquier cosa por complacerlo. Y esto fue lo que me llevó al cine y al arte en general, el primer empujón: acercarme a mi padre, conocerlo […]. Tenía dieciséis años cuando nos convertimos en colegas de trabajo. Esperaba que de este modo sería su preferida, que al menos lo fingiría durante el rodaje. Y, de hecho, nuestra relación era preciosa cuando rodábamos; más que padre e hija, éramos dos óptimos colaboradores. Papá me ha trasmitido su sabiduría. De manera indirecta, pero lo ha hecho, y esto se lo tengo que agradecer. Le agradezco asimismo que me enseñara a no depender de nadie en la vida, solo de mí misma».

Con estas palabras extraídas de su autobiografía, Anatomía de un corazón salvaje, Asia Argento explica por un lado su relación (a veces complicada) con su padre, el famoso director Dario Argento, mientras que por otro explica su precocidad como artista. Actuar fue la actividad artística por la que más se la empezó a conocer en su país y, más adelante, en el extranjero. Sin embargo, como bien explica en su libro, que relata un sinfín de esforzados proyectos y desilusiones, la interpretación ha pasado en la actualidad a ser una actividad secundaria. En homenaje a esta faceta que, pese a todo e injustamente, no ha sido valorada como se merece, hemos seleccionado siete de sus mejores trabajos en el cine. Y, atención, al final de nuestro recorrido, os dejamos una pequeña sorpresa.

Sogni i bisogni (1985)

El debut de Asia fue con nueve años en un episodio de Sogni i bisogni, una de las series italianas más importantes de los años ochenta, bajo la órdenes del director y guionista Sergio Citti, un destacado colaborador de Pier Palo Pasolini. Después vendría su participación en Demons 2 (1986) de Lamberto Bava, y en Zoo (1988) de Cristina Comencini, cinta con la que la pequeña actriz ganó su primer premio importante, el Globo de Oro italiano a la Mejor intérprete.

El síndrome de Stendhal (1996)

De todas las colaboraciones con su padre (cinco películas hasta el momento, más una nueva que se estrenará en 2022, Occhiali Neri) este thriller ultraviolento situado en la excelsamente hermosa Florencia, es la mejor de todas en opinión de Asia. Su papel de inspectora que sufre desmayos, provocados por el éxtasis estético experimentado en la Galería Uffizi, mientras está a la caza de un peligroso asesino, es uno de los trabajos más destacados de su filmografía.

Compañera de viaje (1996)

Premio David di Donatello a la Mejor actriz por interpretar a la joven que es contratada para seguir a un cura, jubilado de su profesión como maestro, que está perdiendo la memoria. La historia de un viaje compartido y una extraña afinidad, al lado del mítico actor francés Michel Piccoli. Un gran largometraje del recientemente fallecido Peter del Monte.

B. Monkey (1998)

La película que podía haber sido el trampolín definitivo de Asia para situarse en el panorama internacional. Era un extraño drama policiaco, que dirigió Michael Radford, pero con muchos elementos originales. Lo malo, aparte de la pésima relación de Asia con el despreciable y abusador Radford, es que durante la elaboración del filme conoció a Harvey Weinstein, quien la agredió al poco tiempo, durante la promoción de la cinta.

Scarlet Diva (2000)

Aparte de reservarse el papel protagonista, se trató de su primer largometraje como directora. Con una fuerte carga semiautobiográfica (de hecho, para quien quisiera entenderlo, hacia una mención no tan velada al ataque de Weinstein), Scarlet Diva estuvo entre los primerísimos filmes rodados íntegramente en vídeo digital que se estrenaron en el mundo, y el primero en absoluto en su tierra natal.

xXx (2002)

La película que estaba destinada a renovar las (por aquel entonces) algo acartonadas películas de espías a lo James Bond. Aunque en el libro dedica hermosas palabras a su compañero Vin Diesel, con quien se llevó a las mil maravillosas, sufrió un ataque sexual por parte del director Rob Cohen. Esta ha sido una de las revelaciones hechas públicas con la llegada a las librerías italianas, a principios de 2021, de Anatomía de un corazón salvaje .

El corazón es engañoso (2003)

…como engañosa fue toda la patraña en torno al joven escritor maldito J. T. Leroy, el personaje que estaba en el centro de una increíble estafa cultural en la que cayeron críticos literarios y lectores de a pie, pero también una largas lista de cantantes y artistas famosos. También Asia, quien se dejó la piel y el alma en la adaptación para la gran pantalla de la punki y nihilista segunda novela del supuesto autor. Escribió el guion y lo dirigió, aparte de reservarse el papel más ingrato, el de la madre maltratadora del niño protagonista. El relato pormenorizado de la estrambótica realización de la película constituye uno de los episodios más alucinantes de la autobiografía de la artista italiana.

Y como extra, he aquí una joya documental, la primera entrevista que la pequeña Asia Argento hizo para televisión:

Spread the love
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Wishlist 0
Continue Shopping