Applehead Team tiene el honor de tener en su catálogo Sho Kosugi: El rey ninja de Iván E. Fernández Fojón.

La editorial que lleva a tu estantería las obras que siempre has querido leer pero nadie se atrevía a publicar, rinde homenaje al responsable de que la figura del ninja se extendiera en occidente durante los años ochenta: el gran Sho Kosugi. Esta es la historia de un verdadero artista marcial que pasó de participar como extra en varios largometrajes a convertirse en toda una estrella internacional.

El libro hace un detallado repaso de la vida y obra de Kosugi, llevándonos de Japón a Estados Unidos, con vuelta al país asiático, en un viaje intenso que refleja el triunfo de un luchador dentro y fuera de la pantalla, que a día de hoy sigue contando con una legión de admiradores. Con entrevistas exclusivas a Sho Kosugi y a otras personalidades legendarias del cine de acción como Franco Nero, Sam Firstenberg, Ketih Vitali o Jordan Bennett.

APPLEHEAD TEAM cuenta en su colección Actioner con la obra Sho Kosugi: El rey ninja de Iván E. Fernández Fojón, una muestra más del compromiso de la editorial con el cine de culto y sus protagonistas, en este caso poniendo a disposición del lector de un completo estudio sobre el artista que definió la figura del ninja en el cine y, por ello, también en el imaginario colectivo de occidente. Nacido en Japón y con una formación muy temprana en varias disciplinas marciales, Sho Kosugi se trasladó a Los Ángeles con el deseo de estudiar en la universidad. Allí empezó también a enseñar y participar en exhibiciones de karate, kobudo y kenjutsu, haciéndose un nombre tanto campeonatos como en las revistas especializadas. Empezó también a interpretar pequeños papeles hasta que su primera aparición estelar en pantalla, La justicia de Ninja (1981), lo cambió todo. Así comenzó la fiebre ninja en Hollywood.

En una operación que después se reveló acertadísima, el productor de la película, Menahen Golan, intuyó que darle una oportunidad a Kosugi era una apuesta ganadora. Así lo cuenta Fernandez Fojón: «Estaba impresionado por sus habilidades e informó a nuestro hombre de que iban a modificar el guion para que su personaje tuviese mayor protagonismo. Desde su título, la cinta dejaba clara las intenciones que había detrás de introducir un concepto diferente dentro del cine de explotación de serie B, y más concretamente del de artes marciales. El original en inglés, Enter the Ninja hace clara referencia a Enter the Dragon, es decir, Operación Dragón de Bruce Lee. Si en la obra póstuma del Pequeño Dragón se presentaba a la estrella de forma internacional, en esta ocasión era a los ninjas, asesinos misteriosos que no habían tenido representación a gran escala en el cine».

La Trilogía Ninja de la Cannon

Sho Kosugi dio el salto a la fama e intervino en otras dos películas para Cannon Films, conformándose así una trilogía mítica. En La venganza de Ninja (1983) y Ninja III (1984) no solo se actuó, sino que fue decisivo el papel que desempeñó en la elaboración de las escenas de lucha, dejando en las mismas una huella única que las han convertido en referencias fundamentales del género.

La venganza de Ninja es una de las obras magnas del cine de ninjas occidental, posiblemente la mejor de todas las que se rodaron en aquella época y también después. Junto con La justicia de Ninja establece una serie de constantes imprescindibles en este tipo de películas. Unos inicios de más de diez minutos sin diálogos y repletos de acción, el tremendo enfrentamiento final a muerte… Y, por supuesto, el uso del Kuji-Kiri, la serie de mantras y mudras que los ninjas usaban como protección, un recurso casi mágico que les permitía abrir las puertas al conocimiento interior.

Con Ninja III el subgénero mezcla elementos fantásticos y musicales dando lugar a una película de gran éxito en su época. Pero también provocó la ruptura entre Sho y Menahem Golam, porque el luchador no estaba muy convencido con esos enfoques novedosos. A partir de ahí, empezó a probar fortuna en otras compañías y poner en marcha sus propios proyectos ninjas, ya fuera en el cine o en la televisión.

Vuelta a casa

Fuera de la Cannon, el actor trabajó en películas como Las nueve muertes del ninja, Ruega por tu muerte o Venganza por honor, además de participar en la serie The Master. Y en 1988 rodó Águila negra junto con un joven Jean Claude Van Damme, en la que el japonés parece que le pasa el testigo a la que pronto sería la nueva estrella del género de artes marciales

En los noventa, Kosugi volvió a su país natal, donde trabajó en producciones para cine y formato vídeo, además de aparecer en la televisión y en publicidad. Tuvo sus propios programas y publicó muchos libros, afianzando así su figura de personaje público. A eso hay que sumar su labor docente con tutoriales sobre disciplinas marciales y en sus escuelas de formación artística para jóvenes asiáticos que quisieran dedicarse a la profesión de las artes escénicas.

Con su primera incursión en la novela, el díptico Código Yang ha unido de nuevo lazos con Estados Unidos y, en la actualidad, el maestro se encuentra inmerso en su adaptación al cine o, quizás, la pequeña pantalla. Lo explica en la entrevista con la que se cierra este libro, único en su categoría dentro del mercado en lengua española.

Los otros Kosugi

En Sho Kosugi: el rey ninja se analizan pormenorizadamente todas y cada una de las facetas profesionales de Kosugi. Y, asimismo, se sigue paso a paso, la carrera de sus tres hijos: Kane, Shane y Ayeesha. Fernandez Fojón se centra sobre todo en la ya larga y variada del primero. En palabras del autor: «El futuro de Kane es incierto, pero lo que está claro es que hasta ahora nos ha dejado momentos fabulosos con y sin su padre. Esperemos que su carrera en el cine se reactive y consiga salir de esa serie B (o Z, directamente) en la que ha quedado relegado».

Además, el cuantioso material gráfico (entre carteles, fotos promocionales o de rodaje y otros documentos) termina convirtiendo el volumen en una referencia bibliográfica imprescindible para los viejos amantes del cine de artes marciales, pero también para los más jóvenes: «Sus películas están llenas de magia, nostalgia, venganzas, justicia, estrellas, espadas, bombas de humo… Por muchos otros ninjas que hayan existido o que vayan a salir en un futuro; por muchos guerreros americanos o ninjas de colores, todos alucinantes y maravillosos, qué duda cabe, Sho Kosugi fue, es y será nuestro Rey Ninja».

Sho Kosugi: El Rey Ninja de Iván E. Fernández Fojón está disponible en librerías y en la página web de Applehead Team

Puedes pedirlo AQUÍ

Spread the love
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Wishlist 0
Continue Shopping