Cinco años, cinco, han pasado desde que a finales de 2014 el equipo Applehead me ofreciese poner por escrito todo lo que hasta ese momento conocía sobre la IFD y la Filmark, esas compañías tan conocidas y, al mismo tiempo, tan misteriosas que también estaban teniendo su momento revival gracias a ese interés por todo lo relacionado con la cultura popular de los 80 que desde hace años vivimos, disfrutamos y hasta padecemos. 

Conocedor de mis limitaciones como emisor (eso de escritor lo dejo para otros con verdadera preparación. Y no es modestia, es realidad) no me quedó más remedio que organizar y tratar el tema de la manera en la que a mí me hubiese gustado encontrar ese mismo libro años atrás, cuando decidí investigar sobre el tema. Es decir, el libro Golden Ninja Operation: Los secretos de la IFD y la Filmark no es un libro de análisis de las películas que produjeron Tomas Tang y Joseph Lai. No es un libro donde, con la ayuda de algunos amigos, exponga mi opinión sobre aquellas pelis. No es una recopilación de reseñas ni una guía, ni siquiera un intento de convencer a nadie de las posibles bondades del cine de Hong Kong de serie Z. Lo que intentaba, y creo que conseguí, era contar de manera más o menos ordenada cómo, quién, dónde y por qué se hicieron aquellas cintas y cómo de alguna manera influyeron tanto de manera positiva como negativa en todos y cada uno de los que en ellas participaron. 

Bien es verdad que hasta ese momento no existía, ni a día de hoy existe, una bibliografía sobre el tema y que en estos cinco años he detectado algún error de nombres, fechas o títulos, pero por otra parte esa misma falta de bibliografía y el tener que haber partido de material de primera mano, de conversaciones privadas con directores, actores, especialistas, técnicos y hasta distribuidores le confieren a Golden Ninja Operation: Los secretos de la IFD y la Filmark un valor único a pesar de sus defectos, ya que mi intención última era ofrecer un trabajo de base que pudiera servir a futuros estudios sobre una parcela de un extinto cine en particular y sobre el cine de Hong Kong en general, porque a la vista está que por la IFD y la Filmark pasaron lo más granado del cine de HK directa o indirectamente cuando el trabajo escaseaba o querían aprender y perfeccionar sus dotes de dirección o escenas de stunts

Raymond Chang Hai ( aka Cheung Hoi). Fue el director de fotografía y operador de cámara de todas las películas de corta y pega de la IFD. Antiguo operador de la Shaw Bros que firmó con la Seasonal de Ng See Yuen creando el estilo visual de cintas como La serpiente a la sombra del águila o El mono borracho en el ojo del tigre antes de que su amigo Godfrey Ho se lo llevase a la IFD.

En 2015 pude llevar el libro a Hong Kong y lo presenté a varias personas que trabajaron para la IFD, desde el director Godfrey Ho a los actores Mike Abbott y Edowan Bersma, pasando por el especialista Danny Ng Wai Yip o el director de fotografía Raymond Chang Hai. Quise sorprenderles llevándoles un ejemplar del libro donde contaba las historias que ellos mismos me habían confiado a lo largo de los años, pero el sorprendido fui yo al comprobar que mi trabajo les había gustado muchísimo y que era precisamente lo que esperaban encontrar porque, como me preguntaron algunos de ellos, «¿De qué otra forma se podía contar esa historia? ¿Tomándose las cosas a coña desprestigiando un trabajo o un negocio que dio tanto dinero? ¿Dándole un aura de seriedad que no existió?».

Ahora, Applehead Team vuelve a relanzar Golden Ninja Operation: Los secretos de la IFD y la Filmark en una versión que incluye información corregida, ampliada y actualizada, páginas seleccionadas a color y contenidos inéditos que he ido recopilando en los últimos años tras la aparición de la primera edición y que sirven para entender y disfrutar mucho más de aquella manera de hacer entretenimiento.

Danny Ng Wai Yip con la segunda edición del libro. Danny Ng Wai Yip fue el doble de Richard Harrison y muchos otros actores occidentales en la IFD cuando estos se transformaban en ninjas. Luego dio el paso a la interpretación en las cintas de guerra y los thrillers urbanos producidas por la IFD. En la nueva edición del libro se incluye una larga entrevista con él.

SINOPSIS:

Prepárense para adentrarse en un insólito universo lleno de ninjas de colores, robovampiros y sexo sucio. Un lugar más allá del tiempo y el espacio en el que un tipo puede hablar por un teléfono de Garfield desde 1985 con otro que está en 1978. ¿Que no tiene sentido? Puede parecerlo, pero todo esto tiene una explicación: Joseph Lai y Tomas Tang son dos de los productores más inefables, sinvergüenzas y prolíficos de la historia del Cine, dos tipos que hacían milagros como sacar diez películas del rodaje de sólo tres y que popularizaron la técnica del “copy+paste” antes de que cualquiera de nosotros se acercara a un ordenador por primera vez. Este libro, escrito por el que probablemente sea el mayor experto en la materia de todo el planeta, viene a descubrirnos qué se escondía detrás de aquellas producciones inenarrables de la IFD y la Filmark, dos sellos que inundaron los videoclubes y los cines más costrosos de los años 80 con títulos como Proyecto: Ninjas del Infierno, Scorpion Thunderbolt, Robovamp o Ninja, Condors 13. Incluye entrevistas y fotografías exclusivas y un repaso por las películas más alucinantes de ambas productoras.

Reserva AQUÍ la nueva edición

Danny Ng Wai Yip y Jesús M. Pérez Molina (Sevilla, junio de 2019).
Wishlist 0
Continue Shopping