El objetivo que se marca David Da Silva en su estudio Mel Gibson: El bueno, el malo y el creyente es quitarle al famoso actor el aura de simple superestrella problemática. Y el autor francés lo hace de dos maneras. En primer lugar, indagando en el viaje personal y profesional del intérprete de Mad Max y Arma letal, sin disculparle sus momentos y comportamientos más polémicos, pero, al mismo tiempo, haciendo hincapié en que un artista cinematográfico tan importante no mereció en su día la «cancelación» general que sufrió. El libro que ha publicado en España Applehead Team ofrece, en ese sentido, una idea bastante razonada sobre quién es este un hombre complejo, entrañable e irritante a partes iguales.

En segundo lugar, Da Silva explica y argumenta la inusitada conversión de un actor de éxito en un cineasta con todas las de ley, con una especie de carrera paralela (e igualmente polémica) que sorprende a crítica y público. Según el autor, «necesita el cine para vivir, exorcizar sus impulsos destructivos y ofrecer una experiencia cinematográfica nueva a los espectadores: una película dirigida por Mel Gibson siempre es diferente a cualquier otra». Repasamos a continuación la filmografía de Gibson detrás de las cámaras.

El hombre sin rostro (1993)

«Cuenta la relación entre un exprofesor desfigurado, que vive como un ermitaño, y un niño que desea inscribirse en un escuela militar. El marginado se convertirá en el maestro y padre sustituto del chaval. Una figura paterna al mismo tiempo severa y exigente, pero también amistosa y protectora».

Braveheart (1995)

«Todas las emociones están suscitadas por la imagen, y un espectador que viera la película por primera vez en una lengua que desconociera totalmente, entendería sin problemas las cuestiones dramáticas de la trama. Es por eso que las películas de Gibson como director son en su mayoría “viscerales”».

La pasión de Cristo (2004)

«No es casualidad que Mel Gibson decida mostrar a Cristo haciendo una mesa, una escena que no encontramos en los Evangelios. Así se revela a Jesús ante el público, como un artesano, de la misma manera que el cineasta se presenta como un artista. Aparte de eso, como la Palabra fue la herramienta más eficaz de Cristo para revolucionar la humanidad, Gibson decidió acercarse al público a través del arte más popular posible: el cine».

La familia salvaje (2004)

«Dirigió los episodios 1, 2 y 11; escribió el episodio 4 e hizo apariciones en los episodios 5, 10 y 19. Su papel es el del oficial Cox, un hombre que habla por televisión para dar consejos sobre diversos temas: desde seguridad vial hasta cómo se cocina un pavo. El cameo de Gibson es bastante loco y rompe la atmósfera equilibrada de la serie».

Vacaciones en el infierno (2012)

«Decidió rodar Vacaciones en el infierno, cinta de serie B dirigida por Adrian Grunberg, un fiel compañero (director de la segunda unidad en Apocalypto y Al límite). Se involucró mucho en este proyecto, porque además de interpretarlo, coescribió el guion con Grunberg y Stacy Perskie, y lo produjo. Interpreta a un gánster fugitivo que acaba de conseguir 2 millones de dólares, pero es arrestado por la policía mexicana después de un accidente múltiple y termina en una prisión llamada El Pueblito, donde conviven hombres, mujeres y niños».

Apocalypto (2006)

«El cineasta se interesó por la civilización maya, que muy pocas veces ha aparecido en el cine: “Quería mostrarle a la gente cosas que nunca habían visto antes, cosas que yo quería ver también y que me creía capaz de realizar”. Y decidió rodar la película en lengua yucateca para acentuar el realismo de su largometraje».

Hasta el último hombre (2016)

«El protagonista es una figura cristiana más en la filmografía de Gibson. Un superior incluso le dice: “La mayoría de estos hombres no creen a tu manera. Pero tienen su fe. Lo que has logrado es un milagro, y quieren un pedazo de él”. Por lo tanto, la fe se encuentra en el centro de esta historia, pero no solo es religiosa: también se habla de la fe en uno mismo como herramienta para sacar lo mejor del ser humano en cualquier momento, incluso en las situaciones más extremas».

Spread the love
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Wishlist 0
Continue Shopping